Costumbres y Tradiciones

10

Cada año, en el mes de septiembre llegan miles de devotos desde diferentes lugares del país e incluso del exterior atraídos por la fiesta de San Antonio más conocido como de San Antonio de Cumbe. Los milagros y prodigios de esta portentosa imagen han hecho que su devoción traspase los linderos patrios. Se calcula que llega un aproximado de diez mil personas.

Cuentan que a la pequeña imagen de San Antonio la encontraron en una cueva de Llacuchachi, cerca de un caserío llamado Alverjasloma. Dicen que se habían perdido algunas cabezas de ganado y el vaquero de la hacienda Chayazapa, temeroso de que el patrón lo castigue poniéndolo en el cepo, buscaba incansablemente el ganado.

Durante tres días anduvo por todos los rincones de la hacienda. Buscó y buscó sin ningún resultado positivo y cuando ya se daba por vencido, lo encontró un desconocido montado a caballo y le interrogó ¿qué andas haciendo? El vaquero se mostró asustado porque era imposible que alguien anduviera por ese sector tan lejano; pero el foráneo insistió: ¡tú andas buscando el ganado perdido, verdad!, no sufras, camina a la parte alta, allá en la planada están.

El vaquero incrédulo fue al lugar y efectivamente ahí estuvo el ganado. Contento echó lazo a los animales y cuando emprendió el regreso, observó asentado el bulto de San Antonio al frente en la grieta de un peñasco. Emocionado se acercó, lo tomó entre sus manos con mucha delicadeza porque la imagen era pequeñita y regresó contento a su casa en Mishquiaco, cerca a Cumbe y le arregló un altar para venerarlo; mas ocurre que San Antonio a los pocos días se regresa a las peñas de Llacuchachi. Dicen que era visible el rastro por donde regresaba.

En la tierra húmeda del camino estaba intacta la huella de los diminutos piececitos del santo que llegaban a las peñas de Llacuchachi y, en efecto ahí estaba.
Los moradores creyendo que el Santo no se enseñaba en este lugar construyeron una capilla de bareque con techo de paja cerca de la Iglesia actual; pero sucede que tampoco se enseñó ahí, porque seguía regresándose a Llacuchachi. Por último, decidieron construir otra iglesia en donde se levanta la actual. Desde ahí no ha intentado regresarse. Ahora, muchos se preguntarán ¿cuándo ocurrió esto?, dicen que estas referencias se pierden en la historia; pero la fe religiosa nace con San Antonio y por eso es el Patrono de la Parroquia.

Mapa

Contador de visitas

142871
Hoy
Ayer
Esta Semana
Este Mes
Todas
64
124
988
2177
142871